Impunidad e inoperancia de la FGE

José Rosendo Cabrera, ya había disparado en contra de otro de sus hermanos por un lío de tierras, dejándole gravemente herido y lisiado de su pierna izquierda.


 

Fuego amigo en el PRI y en el PRD

 

El peor ejercicio de gobierno que ha tenido Tlapa el de Jesús Noé Abundiz García.

 

Las circunstancias de un nuevo crimen en contra de un comunicador,  están claras y saltan a la vista de lo que es la impartición de justicia no solo en la montaña o en Guerrero, sino a nivel nacional, en donde el tráfico de influencias, la simulación de los responsables de procurar justicia como lo es el Fiscal General de Guerrero, Javier Ignacio Olea Peláez  y de administración de justicia, Alberto López Celis;  es cosa que lamentablemente. no se ve y lo que se ve, decepciona.

 

El pasado 25 de abril recibió el impacto de dos balas calibre 22 disparadas con una arma larga de su propio hermano el  ex locutor de la voz de la montaña Lucas Rosendo Cabrera, las balas finalmente le privaron de la vida al extraordinario comunicador y periodista; lo extraordinario del caso es que el agresor de nombre José Rosendo Cabrera, ya había disparado en contra de otro de sus hermanos por un lío de tierras dejándole gravemente herido y lisiado de su pierna izquierda.

 

Tras de esto el señalamiento que el diputado federal Victoriano Wences Real, protege al agresor quien a la postre resulta esposo de una activista del Partido del Trabajo en la comunidad de Ayotzinapa; escenario de estos lamentables hechos.

 

El hoy asesino prófugo, había sido denunciado previamente ante el propio diputado de ser una persona agresiva y que éste se jactaba de contar con su respaldo y que nada le harían a pesar de ser un pillo.

 

Sin embargo nada paso, hasta que el asesino cumplió su palabra de matar a su consanguíneo, el hecho que su esposa en Ayotzinapa, sea líder del Partido del Trabajo, podría parecer “pecata minuta”  pero replantea el modo en que se debe de atender el llamado y el reclamo de esos a los que se juró atender y escuchar…

 

Vientos de guerra interna se están dejando sentir y dejan evidencia a su paso de las luchas intestinas por buscar acceder al escalafón siguiente en el poder; Los actuales presidentes con aspiraciones por el distrito XXVI, como es el caso de Teodelfo Pérez García  y Francisco Campos Ramírez. De Zapotitlán Tablas y Copanatoyac quienes se están dando con todo debajo de la mesa a pesar de que ambos militan en el mismo partido.

 

Por un lado Copanatoyac cuenta con el respaldo del grupo político que encabeza nada menos que el titular de la Secretaría de Administración y Finanzas, Héctor Apreza Patrón; cuyo peso se dejara sentir a la hora del palomeo de los candidatos y es que también su hermano en Olinala, Saúl Apreza Patrón, tiene su corazoncito y buscara lo propio tal vez por el V distrito o un escaño local, al tiempo.

 

Sin un padrinazgo de peso Teodelfo Pérez García, podría quedarse en la banca pero también hacer su berrinche y golpear a su partido para evitarle el triunfo a su adversario; pues el único mérito con que cuenta, para negociar,  es el de su compadre quien lo llevo a la alcaldía el ex alcalde Pedro Vargas, quien de último momento se ha prestado para golpear la imagen del de por si vapuleado Secretario de Asuntos Indígenas, Gilberto Solano Arriaga, que está mal y de malas, pues este asunto del maestro golpeador que trajera a la IMA le ha dejado muy mal parado y ha dejado ver  espolones de pollo y no de gallo para disputar la alcaldía de Tlapa.

 

Por el PRD;  que no la izquierda,  tiene sus propias tormentas, en Tlapa ha quedado claro que la disputa visible será entre dos sendos empresarios, eso sí de mucha “lucha social” Toni García de Súper Tony y Alberto Rocha de Abarrotes Rocha;  tendrán amen de una guerra de precios y ofertas otra de carácter político en donde quien tenga más saliva tragara más pinole.

 

Marco Antonio García Morales, hasta el momento conserva cierta ventaja y consiste precisamente en la experiencia en las “artes” y lides políticas 2 veces alcalde por Alpoyeca, le indican que es el momento de buscar Tlapa, con carisma y hechura, su contraparte es otro empresario que también ha sentido el llamado de hacer justicia por el pueblo es Alberto Rocha Amaro, Hombre inteligente y metódico que busca generar las simpatías y amarres para lograr la aspiración de gobernar la joya de la corona en la Montaña; el municipio de Tlapa.

 

El que sigue sin repuntar pese al grueso de lambiscones perdón asesores que le rodean y que poco o más bien en nada, le ayudan es nada menos que Jesús Noé Abundiz García, quien parece que fuera cuadripléjico,  pues ni brazos,  ni manos,  ni gestiones y mucho menos,  transparencia. El talón de Aquiles de este gobierno que como en otras ocasiones –pero ahora peor pues no hay acciones- va a enriquecer solo a las familias cercanas al poder.

 

No hay dinero,  clama el alcalde,  sin embargo,  no ha dado cuentas del ejercicio de los recursos públicos que administra y así se la va a llevar, no hay transparencia en los ingresos propios y al parecer es un total desgarriate lo que se vive al interior -del que sin duda- pasara a ser la peor administración, que haya sufrido la gente de Tlapa.

 

Ricardo González Rodríguez
Periodista
Analista político
Revolución Montaña
This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

 

 

Banner